Protegido: Youtube – Ayuda rápida

24 Jul

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Anuncios

Protegido: AdSense – Ayuda rápida

24 Jul

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

prueba

23 Dic

https://dl.dropboxusercontent.com/content_link/VeftmFxdfsXnZoaB8u3bkBfVeh0v1Oc51FooH49KNX3CoOagpKqkw2cIdaAEh8SU/file

https://dl.dropboxusercontent.com/content_link/VeftmFxdfsXnZoaB8u3bkBfVeh0v1Oc51FooH49KNX3CoOagpKqkw2cIdaAEh8SU/file

Protegido: What The F**K is this sh*t?

1 Jun

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Escogiendo una profesión

4 May

La familia siempre es importante para poder decidir la profesión a la que uno se quiere dedicar, y estas anécdotas no son la diferencia.

Mi padre, un hombre sabio y cuidadoso de mí, siempre se ha procurado guiarme a mi verdadero camino. Recuerdo cuando era pequeña de 2 a 3 años, jajaja, mi padre solía decir que yo era la mejor compañera de limpieza que se pudiese tener, me envolvía en estopa y me restregaba por el piso y paredes para eliminar el cochambre. Aún recuerdo sus bromas de tirarme en el basurero junto con los demás deshechos hasta que me regresaba a casa el señor recolector.

Cuando tenía 13 años, mi padre me contrató de inspectora de alcantarillado nocturno, requisito obligatorio para conocer si tu sueño es ser inspectora. En poco tiempo descubrí que no era lo mío, aunque firmé un contrato laboral con él a por un año, así que esa fue otra lección que me enseñó sobre la responsabilidad y la importancia de leer toda hoja a firmar sobre la mesa.

Cuando era pequeña, entre 5 y 6 años, mi sueño era ser veterinaria así que mi padre me compró 3 pollitos, cuando cumplieron 1 año, mi padre se acerco a mí y me dijo: – hija ¿Aún deseas ser veterinaria? – A lo que respondí muy orgullosa que sí, pues había logrado cuidar a mis pollitos hasta convertirse en gallinas grandes y fuertes. Acto seguido, mi padre me dijo que para eso debía ser una chica fuerte, pues a veces uno no puede salvar a todos sus pacientes, a lo que descabezo a mis gallinas y las dejó sobre mi cama para que pudiera pasar una buena noche de reflexión.

Aún tengo pesadillas al respecto, pero sé que si no hubiese hecho eso mi padre, hubiese errado de profesión.

Ahora estudio diseño y soy feliz, aunque me quede a una verdaderamente exagerada distancia de mi casa, y mi padre me siga jugando la broma de mandarme por un refresco a mitad del camino y marcharse con el auto.

una familia feliz(Somos uns familia feliz)

Yo soy Pauu y esta es mi historia

4 May

Hola, antes que nada, mi nombre es Paula, mejor conocida en mi barrio como La Paulina o Paulina Patrullas, no sé porqué, pero para ustedes y mis amigos soy Pauu Pauu.

soy una chica de veinti-algo de edad, pero engaño a la gente con que tengo 13 jijijji. Pero no es mi culpa, es que no tuve infancia 😥

Estudio diseño, pero no porque me encante la carrera, sino porque fue la más lejana y barata a la que me podían enviar mis padres.

Cuando tenia 1 año y ya no necesitaba ser amamantada, me pusieron en una caja de cartón junto con unos cuantos cachorros para ver quien me adoptaba y se llevaba un canido de regalo, infructuosa situación para mis padres, pues a pesar de haberme dejado en la caja junto a una iglesia bastante transitada, al volver lo único que encontraron fue a mí y una perdida de 1200 mx en cachorros robados.

Cuando tenía 15 años mis padres me metieron a trabajar de veladora en una secundaria, en la cual seguidamente tomaba clases, un claro indicio de que buscaban reforzar mi gusto a la educación; aunque no me queda muy claro porqué en veces no me abrían la puerta para comer o dormir. Supongo que era para formar el carácter.

Mi padre, ahora, suele llevarme a la universidad a diario, y sí, eso incluye sábados y algunos domingos. Él es genial, conduce 6 horas sólo por dejarme en ella, aunque a veces no regresa por mí.

Mi grupo favorito es el de unos wachiturros llamados “Los johns brothers”. Se tiran unas cumbias bien movidas mientras me echo un bailongo con mi vestido de quinceañera.

Bien, por ahora debo irme, mi padre me ha conseguido trabajo de canario en una mina y de nuevo se ha llevado por error mi equipo de seguridad.

Hasta pronto! 🙂